PÓLIPOS ENDOMETRIALES: ¿Qué debemos conocer?

Los pólipos endometriales son protrusiones del endometrio, generalmente benignas, constituidos principalmente por glándulas, estroma y vasos sanguíneos. Es una de las causas mas importantes de sangrado uterino anormal.

Pero, ¿Qué debemos conocer sobre los Pólipos Endometriales?

Dentro de las primeras cosas que debemos plantearnos para entender esta enfermedad son:

  • Síntomas.

    • Inicialmente pueden permanecer asintomático.
    • Pueden encontrarse como hallazgo casual durante la realización de un ultrasonido.
    • Metrorragia o sangrado uterino anormal, es el síntoma mas frecuente, puede presentarse luego de la menopausia, entre las menstruaciones o posterior a las relaciones sexuales.
  • Edad de aparición.

    • Se encuentra entre los 30 a 60 años, siendo el pico mayor de incidencia entre los 40 a 50 años de edad.
  • ¿Pueden malignizar?

    • La transformación maligna de los pólipos endometriales es muy rara, entre 0,8% al 8%, sin embargo, se ha asociado con mayor frecuencia con el adenocarcinoma de endometrio.
  • ¿Cómo se hace el Diagnóstico?

    • Inicialmente a través de Ecografía transvaginal.
    • Histeroscopia, que es un procedimiento clínico que le permite a un ginecólogo ver el interior del útero por medio de una endoscopia.
    • Biopsia del pólipo, que permite visualizar las características anatomopatológicas del mismo.
  • ¿Cuál es el Tratamiento?

    • En pacientes premenopáusicas, de acuerdo a las características del pólipo, se hace seguimiento o incluso tratamiento hormonal, en algunos casos. Sin embargo, si cumple con factores de riesgo, se prefiere realizar la extracción quirúrgica del mismo.
    • En las pacientes posmenopáusicas se recomienda realizar la polipectomía por histeroscopia.
  • ¿Cuales son los factores de riesgo que aumentan el riesgo de malignización?

    • Exposición a estrógenos exógenos.
    • Uso de tamoxifeno.
    • Obesidad.
    • Hipertensión arterial.
    • Diabetes Mellitus.
    • Síndrome de Ovario Poliquístico.
    • Nuliparidad.
    • Menarquía precoz o menopausia tardía.
    • Antecedentes de esterilidad o cáncer de mama.
    • Riesgo familiar o genético.

Recuerda siempre acudir a tu medico de confianza.

Recuerda compartir este articulo si te ha gustado, y síguenos por nuestras redes sociales, FacebookInstagramYoutube y twitter.

Referencias:

https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717-75262016000200012

https://www.elsevier.es/es-revista-progresos-obstetricia-ginecologia-151-articulo-el-potencial-maligno-polipos-endometriales-S0304501309000120

http://www.scielo.org.co/pdf/cesm/v26n2/v26n2a04.pdf

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/007571.htm

Imagen tomada de: https://www.fetalmed.net/como-se-trata-um-polipo-endometrial/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *